Autora:Tapia Andrade Normelis Coromoto

El acelerado desarrollo tecnológico en el que quedamos sumidos está influyendo en los diferentes espacios de la sociedad. La “era de la información” está estimulando el progreso de una nueva sociedad determinada por una tendencia hacia la globalización económica y cultural, y por el uso de las nuevas tecnologías. Estos procesos de cambio se está originando en diferentes ámbitos, como son: el laboral, educativo, cultural y social donde se detalla el surgimiento de nuevas formas de trabajo, nuevos medios de comunicación, recursos educativos y métodos de enseñanza y aprendizaje innovadores.

     Desde esta perspectiva, la educación debe progresar hacia la inmersión en el mundo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (Tics) como modalidad de enseñanza transformadora, debe instaurar un modelo de iniciación de nuestras fronteras físicas y psicológicas, para lograr una combinación adecuada de nuevos recursos pedagógicos ,estrategias de enseñanza y aprendizaje basadas en las Tics, ineludibles en  la evolución y adaptación de este modelo de enseñanza, así como la integración y formación del profesor en esta área.

Video 1:

     Ahora bien, en el contexto actual tal como lo explica el video número (1)  el proceso de enseñanza y aprendizaje demanda nuevos métodos para su aplicación, y la tecnología juega un papel fundamental debido a que el aprendizaje se convierte en un proceso activo e implica un proceso de restauración de la información, donde la información nueva es completada y relacionada con la que alguno ya posee, en este sentido, debe haber una sintonía en la aplicación de las Tics para no convertirlas en un método tedioso en lectura o videos muy largos. Desde este enfoque, se hace necesario estructurar las clases para hacer una interacción divertida y amena para el estudiante generando un aprendizaje significativo tal como lo propone el método AIDA del cual podemos decir que es un sistema basados en cuatro escalones que el estudiante debe recorrer de forma ordenada y progresiva   ( atención, interés, deseo, acción)  bajo este modelo, el docente  debe lograr primero llamar la atención de los estudiantes sobre un determinado tema o actividad, para lograrlo, en necesario  formular las preguntas correctas. El segundo paso reside en generar interés para ello, es significativo transmitir un mensaje que sea lo suficientemente atractivo para motivar el potencial en los alumnos sobre la actividad en cuestión.

     Asimismo, el tercer paso es reforzar a través de argumentos que logren motivar el deseo de participar y aprender. En este sentido, debemos lograr que el estudiante desee la actividad y por ende el aprendizaje que le ofrecemos, será mucho más sencillo llegar al siguiente y último paso: la acción, es decir, la ejecución de la actividad. Ahora bien, teniendo en consideración el contexto actual surge la siguiente interrogante, ¿cómo usar las herramientas tecnológicas en tiempos de pandemia? Según Padilla (2021) constituye un gran reto esta realidad, estamos recibiendo un nuevo mundo y somos responsables de los cambios que se están produciendo en la sociedad. Frente a esta emergencia sanitaria, los estudiantes y profesores han tenido que utilizar herramientas digitales para continuar impartiendo clases, lo que ha ocasionado desafíos en el uso apropiado y crítico de la tecnología, es decir, implica comprender qué información en internet es verídica y cuál no, además de recalcar las brechas digitales que marcan las divergencias sociales y económicas que existen en nuestro país.

     Es importante resaltar, que el uso de las herramientas tecnológicas no es nada nuevo, pues desde hace años han sido usadas en la educación, ahora bien, para trabajar a distancia es necesario transformar considerables cosas que en presencia pueden funcionar pero a distancia no. ejemplo de ello impartir una clase donde solo se habla puede ser difícil de seguir para los estudiantes de manera virtual, hay que diseñar actividades donde los estudiantes estén dinámicos, activos  desde un punto de vista cognoscitivo y dónde se les solicite hacer y no solo que escuchen u observar. ¿Pero cómo se logra eso? se hace necesario que los profesores y estudiantes conozcan las características que ofrecen las herramientas tecnológicas y opten por las que mejor se adecuen a sus necesidades.

Video 2

      En algunos momentos, pueden ser de considerable utilidad herramientas de oportuno acceso como el correo electrónico o algunas redes sociales como Whatsapp o Facebook, para mantenerse comunicados o compartir información, sin embargo, como docentes debemos plantearnos el reto de humanizar el proceso a través de los 5 botones que se plantea en el video número (2) como lo son la empatía, actividad, recibiencia, prudencia y amor. El docente debe realizar una aproximación al contexto inmediato actual el cual implica, ser consciente de que el proceso educativo en el aula presencial o virtual no depende exclusivamente de él, tener claro cuál es el propósito didáctico y cuestionarse cuáles son los medios que le ayudarán a alcanzarlo. De esta forma, el hecho de que las “ordenadores” sustituyan al docente es, actualmente, algo que está lejano de suceder. En su lugar, habría que debatir la transformación en la formación docente, vislumbrando un contexto donde tengan las habilidades y herramientas para adaptar su enseñanza a otros medios y recursos, si la circunstancia lo requiere.

     Es importante resaltar, en consideración a lo antes expuesto, que esta nueva situación ha provocado una adecuación pedagógica ya que los profesores, independientemente de su formación tecnológica, deben adecuar su pedagogía a los nuevos medios, la nueva situación mundial ha exigido de los docentes una rápida adaptación a herramientas de trabajo digitales que no eran usuales en su labor cotidiana y han tenido que aprender a trabajar de forma cooperativa compartiendo conocimientos sobre el uso de herramientas, impresiones, dudas, recursos, es decir, exige instaurar  habilidades metodológicas para aprovechar  el potencial de las Tics, lo que hoy se conoce como didácticas especiales, en este caso de las tecnologías, que permite el fortalecimiento de capacidades intelectuales de orden superior, de la creatividad, de la capacidad investigadora, de sus capacidades y habilidades no sólo para saber más de lo que ya se conoce, sino para generar constantemente nuevos conocimientos aplicables a una variedad de propósitos en el proceso educativo del estudiante.

REFERENCIAS

Padilla, J. (11 de junio de 2021) Psicopedagogía y Tecnología.[Archivo de Video ] Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=vVl_CrT6qQQ